Miguel Angel Vargas Cruz

Contradicciones internas


Estoy en un momento en el que todo me queda bastante claro, pero también a veces siento que rebasa mi capacidad, no por no poder hacer las cosas y comienzo a creer que incluso no son los tiempos de lo que siempre hablo, si no a tal vez el querer hacer las cosas, nunca me pregunté a mi mismo si las quiero hacer, para llegar a una meta primero tienes que recorrer un camino y hay cosas que no debes eludir, sin embargo que pesado es a veces estar enfrentando tantas cosas a la vez, hay cosas que son sencillas de hecho viendo las cosas de manera particular y no general todo es fácil, es fragmentable y alcanzable, pero, ¿qué sucede cuando realmente la voluntad flaquea?

Cuando la voluntad flaquea es un tema mas interno, no se si sea cansancio o un grito de auxilio de mi subconsciente, que se que cuando inicie ciertas cosas no podré detenerme, a veces creo que eso me quiere decir el subconsciente y por otro lado mi lado consciente dice: SI HAZLO, EL MUNDO ES TUYO, ok, ok, el mundo es mio, pero, ¿realmente es lo que busco?, digo, de ser lo que quiero, creo que ya lo hubiera hecho y tal vez por eso estoy limitándome tanto, lo mas curioso es que entre mas hacemos y tenemos mas nos esclavizamos (por si no se habían dado cuenta), somos presas de nuestro éxito y puede llegar a ser tan grande nuestro éxito al grado de sofocarnos, no se si aplastarnos, pero si sofocarnos.

Todo va bien, pero ya puedo decir que no me siento bien y eso es una mala señal, el paso tomado hace que siga con la inercia y no me quiero detener, a menos claro que tenga errado el rumbo, no se si sea una cuestión de rumbo, incluso no se si el problema es como estoy viviendo la vida, tal vez el problema es mas complejo, tal vez tengo que analizarme mas internamente, atacar mas el aspecto psicológico, porque por mas que le busque defectos a mi camino o estrategias, creo que no son el problema, mi lado profesional, juzgándolo de una manera objetiva esta bien, estamos jodidos y hasta el pito de pendientes, pero eso sucede en todas las empresas grandes, el crecimiento es tal que la demanda sobrepasa las capacidades de la empresa y posteriormente llegan a un equilibrio y así sucesivamente, es obvio y ustedes todos los días lo experimentan con los servicios de todas las empresas grandes, siempre hay algún problema (de otra manera yo no tendría clientes grandes).

Parto de este entendido, creo que el lado profesional es bueno, como dijera el quijote: "que los perros ladren es buena señal, porque quiere decir que vamos avanzando", el tener una atención al cliente impecable, requiere que tengas un servicio demasiado simple según he visto, no conozco una sola empresa sin quejas, porque no somos perfectos y en segundo lugar porque no podemos satisfacer a todos, esto no lo digo de ninguna manera para justificar situaciones internas, como siempre digo, no hay justificación para las cosas que están mal, solo que para mi se ha vuelto algo obsesivo, me taladra la cabeza y lo peor de todo es que ese no es el problema.

Tengo que abordar el terreno de mi lado personal, bueno no se si llamarlo personal, mas bien el lado de mi visión, porque lo personal es un tema diferente, incluso en ese tema estoy bien, es mas bien por el lado de insatisfacción personal, ¿estoy harto sin estarlo?, me agradan los resultados, me agrada mi vida, pero me sigo preguntando: ¿qué es lo que me taladra el cerebro?

Me complico demasiado, gozo de una vida equilibrada contrario a lo que parezca, parece que trabajo demasiado, pero ustedes no saben cuanto lo disfruto, suena loco pero me divierto solucionando los problemas de los demás, y como todo buen juez, inicio por los míos, nunca dejo que un problema crezca, bueno tal vez algunas veces, pero han sido cosas muy pequeñas (aparentemente, espero no comerme mis palabras), he sido diligente con mi vida, estoy sometido constantemente a condiciones hostiles, pero tengo el control de la situación, la mayoría de las veces veo pequeño lo que a muchos les preocupa y eso me ayuda mucho, lo disfruto, si me puedo saturar como me ha sucedido estos últimos meses, en los que siento precisamente lo que ya nombré en el párrafo anterior, que me taladran el cerebro, pero puedo salir un poco y listo, se descansar, pero no es suficiente y aun así creo que tengo un problema que desentrañar de mi subconsciente porque algo me aqueja y no se que es, no se le puede llamar intuición o presentimiento, ya que si algo malo sucede es consecuencia de una pendejada que haya hecho o de factores externos que se contraponen al vector que seguimos... de cualquier forma, creo que eso que me presiona tanto la cabeza tiene un origen mas oculto en mi subconsciente.

Tal vez necesito buscar un Hannibal Lecter para aclarar ciertos problemas de mi cabeza, tengo en mente muchas cosas que podrían ser, pero no creo haber identificado completamente el problema, de haberlo hecho ya no lo tendría a menos claro que descubra que soy masoquista, de cualquier forma, espero darme pronto un tiempo para una de dos o analizarme a mi mismo o buscar un Hannibal Lecter.

Contradicciones internas
Algunas cuestiones a las que me he enfrentado en mis momentos de meditación.
CONTRADICCIONES INTERNAS